Hemeroteca:


Mayo 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 28/12/2007


 

LOS INOCENTES


Mirando hacia atrás en el tiempo descubrimos que se han quedado en el camino muchas referencias, algunas personas queridas, y bastantes cosas tan importantes como el espíritu lúdico de la vida. La vida es cada día más tenebrosa y eso no porque lo digan los ancianos que han perdido el gusto por ella. Por desgracia se trata de una constatación objetiva. Hoy es el día de los Santos Inocentes. Ya saben: el del episodio de Herodes. Y ya ven como ha amanecido: con el magnicidio de Benazir Bhutto televisado en directo al terminar un mitin en Rawalpindi durante la campaña para las elecciones generales de Pakistán. Quién va a querer gozar, quién reír y aún vivir en un país en el que los taliban --los estudiantes de las madrasas o escuelas coránicas-- prohiben por pecaminosa la fiesta, la música, el cine de cualquier signo, las distracciones, los espectáculos y las actividades que no sean piadosas. En torno de ese círculo opresivo trufado de delatores nadie está seguro. “Todos los dictadores –había dicho-- utilizan la Religión para conservar el poder”.

Una ola de tristeza se ha expandido por todo el mundo civilizado que llora la impiedad de los piadosos capaces de asesinar y suicidarse en nombre de Dios: un acto blasfemo propio de tarados que arrojan su resentimiento incluso contra sus hermanos de religión, amparados en la ignorancia, el analfabetismo y la mentecatez, solo porque los otros aman la vida, a los hombres y a Alláh. Más el diablo se disfraza de dios para justificar la muerte de personas como Benazir Bhutto, que tal vez no fuera intachable si atendemos a las denuncias de quienes la echaron del país hace unos años, pero había demostrado gran patriotismo, sólida formación, una vasta cultura avalada por las universidades de Oxford y Harvard, y verdadera vocación democrática. Pero sobre todo era mujer. Y eso es algo que no perdonan los eunucos, los impotentes, los mediocres y ciertos adalides de la jerarquía religiosa. Aunque no cabe duda de que el despertar del Islám, que se mantiene en el horizonte del siglo XII, ha de venir de la mano de las mujeres. El siglo XXI augura una revolución que ensangrentará el Planeta.

Benazir Bhutto, cuyo padre Zulfikar Alí Bhutto fue destituido, detenido, encarcelado y ahorcado en 1979 por oponerse al golpe islamista de Zia Ul Haq, empeñó su vida en la pugna política y el exilio, por la democratización de su país, y desde su regreso fue siempre consciente de que apostaba su vida, contra la que había sufrido varios atentados. En varias ocasiones a lo largo de la campaña había realizado aseveraciones premonitorias y en el último mitin, minutos antes de morir, dijo: “Pongo el peligro mi vida al venir aquí porque siento que el país está en peligro”. Unas horas después de su muerte, esa factoría del crimen llamada Al-Qaeda se ha apresurado a reivindicar ante el mundo su asesinato, para aviso de navegantes. Y no hay motivos para dudarlo. Pero tenía demasiados enemigos para que no se sintiese amenazada, entre ellos el actual presidente Pervez Musharraf que hizo oídos sordos a su petición de protección, el Ejército que ejecutó a su padre, los islamistas radicales, los taliban, todos aquellos a los que daba vértigo la transparencia en la gestión, y los corruptos de siempre. Demasiadas cuerdas para un violín.

Tal vez no fuera perfecta, pero dar la vida al peligro cierto, por amor a los suyos, no es una frivolidad sino un acto heróico que hace de ella una víctima inocente.

Dario Vidal

28/12/2007

 

       Los Inocentes (28/12/2007 20:33)


 

NAVIDAD EN INTERNET


Hay muchas maneras de engañar. Y todas, de dejarse engañar. Hay quienes desean que les mientan incluso porque lo toleran los otros, o porque “se lleva”, como ocurre con las rebajas.

Unos familiares que han pasado la Navidad con nosotros se han dejado llevar por la novedad “internética” del los billetes de ferrocarril adquiridos a través de la red y, después de estudiar el procedimiento y las condiciones, procedieron a comprarlos dando sus nombres y descubriendo sus cuentas, lo que a mi personalmente me parece un despropósito tal como está el patio. Ya estaba todo. Pero, claro, ahora había que el imprimir el billete para que tuviera validez y apoyar su posesión en un documento sin fiarlo en la palabra de honor, lo que da la razón a los que dicen que las cosas no tienen validez si no están en los papeles por escrito. Una nimiedad al parecer.

Pero he aquí que el procedimiento de impresión no estaba nada claro y hubieron de llamar a la RENFE para que les ilustrase sobre el método. Siguieron paso a paso las indicaciones, tal como les decía el empleado, pero llegados a ese punto la máquina les dijo que no podía imprimir el billete porque el sistema operativo no era el famoso “Windows” de Billi Gates. Mi gente emplea el “Linux” del finlandes Linus Torwald y he aquí que se quedaban sin billete y sin dinero porque el Gran Hermano de la Red de Redes no les franqueaba el paso para que imprimiesen un documento correctamente cumplimentado y previamente pagado, simplemente porque no habían comprado el procedimiento operativo al capo.

Así es que cuando faltaban nada más que unos minutos para que cerraran los centros públicos de Internet, tuvieron de tomar un coche prestado y dejarse el aliento por las carreteras heladas hasta el pueblo más importante para teclear los datos en un ordenador con objeto de poder imprimir los tikets.

Cuando regresaron sin novedad y el miedo dio paso a la ira, la tomé con ellos y les dije que eran unos “snobs” y que les estaba bien empleado por no haber adquirido los billetes de ida y vuelta o a través de una agencia de viajes. Y les prometí y me juré a mi mismo que no me dejaría engañar por esas innovaciones de los linces del márketing que premian su incompetencia y su incapacidad haciendo que los usuarios realicen su trabajo y que tengan que ser por fuerza clientes del monopolio del tiburón de su amo. Un enjuague al que se prestan los Ferrocarriles Españoles –esos que a cuenta del AVE van a incrementar todas las tarifas--, que además de cobrarse el servicio y añadir el IVA, cargan también el importe de los gastos de gestión. De la gestión que no realizan mientras los viajeros pierden el resuello resolviendo los problemas para que ellos se embolsen la gestión. Porque ayer les cobraron a estos honrados ciudadanos tres euros con noventa a cambio de nada. Y a vivir que son dos días. Magnífica Compañía. Aunque lo razonable y lo sensato en estos casos es huir de las malas compañías

Darío Vidal

26/12/2007

 

       Navidad en Internet (28/12/2007 05:34)