Hemeroteca:


Septiembre 2021
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
     
   

Publicado: 22/11/2007


 

LA VIDA ES SUEÑO


La información que apareció en El Mundo ayer y anteayer referida a las distintas versiones de los textos de Historia para escolares analfoautonómicos, es un ejemplo desgarrador de irresponsabilidad política y frivolidad intelectual de quienes ostentan –o más bien detentan-- la dirección del país. Una prueba de que no tienen otra aspiración ni más objetivo que perpetuarse aún a costa de llevarnos al despeñadero.

Y como “París bien vale una misa”, nada importa mutilar los manuales de Literatura, alterar algo tal sólido y telúrico como la Geografía, y falsear el relato de la Historia. Los vascos reclaman La Rioja, parte de la odiada Castilla y un trozo de Aragón; los catalanes toda la mitad oriental de Aragón, toda Valencia, Baleares y, entre otras tierras del Rey de Aragón, El Alguer. Los vascos rechazan como impuro a un pionero del pensamiento contemporáneo como el colosal Miguel de Unamuno. Y Boscán ha cedido su puesto al lado de Garcilaso porque fue un poeta catalán que traicionó la causa escribiendo en un primoroso español.

Y no hablemos ya de la Historia. A los responsables de la Cultura no les importa adulterar la sagrada relación de los hechos para halagar los sentimientos separatistas de algunos necios perturbados, y negar incluso la existencia de personajes tan señeros, gigantescos y valerosos como el guipuzcoano Juan Sebastián Elcano (“Primus circumdedisti me”) que zarpó de Sanlúcar de Barrameda para circumnavegar la tierra con el almirante Magallanes, acompañado de 41 andaluces, 17 vascos, 12 castellanos, 6 gallegos, 2 navarros, un aragonés, un asturiano y un extremeño, todos, como él, bajo el pendón de los reyes de España.

Y así, unos reniegan de Urdaneta, Legazpi, Urbina, Garibay, Oquendo, Lezo y Churruca, entre muchos, y los de acá no citan a Requesens, Gaspar de Portolá, Capmany i Montpalau, el excelente poeta contemporáneo Salvador Espriú, por considerarlos tibios cuando no descaradamente críticos. Aunque es cierto que los mediterráneos no son tan cerriles y por ello más capaces de transigir, como sucede con el franquista Dalí, si los proscritos consiguen el reconocimiento exterior.

Parece evidente que si los secesionistas fueran inteligentes reivindicarían a estos navegantes, poetas, militares, escritores y artistas, alardeando tal vez de que España no sería nada sin esas cumbres de civilización. Pero como niegan pertenecer a nuestra estirpe, rechazan su parentesco con ellos, privándose de lo más honroso de su participación en la Historia.

Sin embargo, todo esto, con ser grave, es solo el síntoma de un mal de mayor calado. Que los que mandan estén construyendo –o lo hayan hecho ya-- una intrincada Torre de Babel para que no nos entendamos, es motivo de preocupación. Pero es la medida de la calidad de la enseñanza en todos los ámbitos del saber. Como todo es relativo, todo es lo que se quiere que sea, y predicar el esfuerzo, el compromiso y el imperio del deber es de “fachas” en lugar de la exigencia ética previa a todo obrar, no vamos a poder competir en el mundo cada vez más competitivo que nos anuncian China y todo Oriente. En este consolidado clima de molicie, la vida es sueño.

Darío Vidal

23/11/2007

 

       La vida es sueño (22/11/2007 00:42)