Hemeroteca:


Mayo 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 11/07/2005


 

ZP DE MANTEQUILLA


Tenemos el peor presidente de la Democracia. El peor presidente, en el peor momento. Mas no es una coincidencia fatal porque es él precisamente quien ha creado la situación cuando parecía más despejada. Con sus luces y sus sombras, el Gobierno anterior acertó a ilegalizar la rama política de Eta, apartó a sus miembros de ayuntamientos e instituciones, cercenó en buena medida sus cauces de financiación y detuvo o puso en fuga a parte de su cúpula. Y cuando la banda carecía de oxígeno, hete aquí que llega ZP, la re-legaliza bajo otro nombre, torna a integrarla en la máquina del Estado como un ''caballo de Troya'' y, en lugar de neutralizarla, decide negociar su rendición sin que entregue las armas, mientras sigue atentando, desafiando al Estado, y humillando a un Gobierno sin honor que va a consentir negociar con dos asesinos prófugos de la Justicia como Josu ''Ternera'' y Salaberría, en busca y captura y paradero desconocido. Por no hablar de un tal Otegi, en libertad condicional bajo fianza. Pero la culpa es nuestra y no caben disculpas.

Padecemos además a un presidente no solo cobarde sino también cínico, capaz de elogiar en un artículo del ''Financial Times'' la gallarda y enérgica actitud del ''premier'' británico Tony Blair por actuar de modo diametralmente opuesto a como actúa él, que no es más que un muñeco de mantequilla, un osito de peluche lleno de nada, un saco de vanidad pendiente de los fotógrafos y un vacío de identidad que sirve de eco a las ocurrencias que le dictan. Parece ignorar que en Gran Bretaña leen nuestros periódicos, que los embajadores envían puntualmente sus informes y que Blair conoce cómo actúa. De modo que la idea y la opinión que tiene de él no se alterará un ápice por su artículo lleno de consejos que no se aplica. Aparte de que es dificil que el apoyo de un blando conforte a una persona fuerte aun en los momentos de mayor desamparo, que no es el caso del primer ministro del Reino Unido. Cuando un político se humilla y devalúa, no sirve ni para sus aliados. Y sino, vean el apoyo que su prestigio ha aportado a los pocos mandatarios europeos a quienes ha ido a echar una mano, y el efecto de sus tardíos contactos -si es que los tuvo- en la negociación de ''Madrid 2012''. ''No me explico qué falló en la tercera votación después de alcanzar los apoyos que habíamos logrado''-, declaraba consternado Samaranch. Entre tanto, Blair llegó, vió y venció tras revolver Roma con Santiago. Esa es la diferencia. Esa y ser respetuoso con los símbolos y las banderas de los otros países.

Pero en fin, esa es agua pasada, y agua pasada no mueve molino. Hay cosas en el horizonte que preocupan mucho más a los españoles, como si España seguirá siendo España cuando termine su mandato.

Dejando a un lado lo deslavazado, reiterativo e inconexo del artículo del ''Financial Times'', que no aporta nada por su obviedad pero que a él y su equipo debe parecerles lleno de sutilezas, yo sugeriría a Tony Blair que se lo reexpidiese firmado, a ver si es capaz de aplicarselo como sugerencia suya. Entre tanto es urgente llenar de algo el cerebro de ZP y dotarle de un equipo que, cuando menos, sea capaz de escribir una carta.

Darío Vidal

11/07/05

 

       ZP de mantequilla (11/07/2005 18:26)