Hemeroteca:


Mayo 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 22/06/2005


 

CALOR


''Calor'', dice la radio. ''Calor'', alertan en la tele. Y los periódicos predicen jornadas tórridas con profusión de grabados surcados de isobaras e isotermas.

¿Saben qué les digo? Pués que los de la Sanidad y los meteorólogos nos están volviendo una sociedad neurótica. Más los primeros que los segundos desde luego, porque con la recidiva de la tuberculosis, la progresión del sida, el anuncio de los colerines veraniegos y las gripes invernales nos ponen al borde de la histeria. Pero señor ¿no son ustedes médicos? Pues, hombre, trabajen, prevengan y curen para que no nos suceda lo que auguran. Limítense a trabajar para impedirlo, y como quien no lo quiere la cosa aconsejen extremar la higiene porque es bueno, beber mucha agua porque es bueno, usar el preservativo porque es bueno y lavarse bien las manos porque es bueno. Pero no vaticinen el Apocalipsis como en la Edad Media gritando: ''Pecadores, os acechan todas las plagas, los males y las desdichas del mundo. ¡Haced penitencia y arrepentíos!'' Y los hombres del tiempo, aunque son menos alarmistas están encontrándole gusto a aquello de ''¡pués prepárense ustedes!''

Hombre, eso no. No copiemos de la Administración Estadounidense que para mostrar transparencia democrática alerta a los despavoridos contribuyentes de todas las calamidades y que antes de finalizar el mes se espera un atentado terrorista. No, por Dios. Hagan lo que sepan pero no avisen. Observen, miren, oigan, patrullen, husméen, detengan, pero no nos prevengan de que pueden hacernos picadillo, porque eso no sirve más que para alborotar al personal sin provecho para nadie. Es como cuando leemos en las carreteras de montaña esos carteles que nunca me he explicado, en que los ingenieros advierten como para sacudirse las moscas: ''Precaución, desprendimientos''. Y dan ganas de decir: ''Muy bien, amigos, enterado ¿y ahora qué me aconsejan que haga?'' Una cosa es advertir de que vienen curvas y otra muy diferente pretender exculparse diciendo: miren ustedes, como no hemos asentado ni consolidado las laderas, a veces bajan rocas dando tumbos y mejor que no le cojan, así es que aténgase a las consecuencias, que el que avisa no es traidor.

Es este punto, si nos descuidamos puede que llegue el día en que la Administración nos imponga una multa con retirada de carnet por imprudencia temeraria al pasar por semejante tramo. ¡Toma nísperos, como diría mi admirado Campmany! Y no se rían que no es broma. De ese modo pueden evitar las querellas contra el MOPU por el mal estado de la carretera y además sacar dinerito que es de lo que se trata. Este es un punto en que coinciden la derecha neoliberal y depredadora, y la llamada izquierda social y progresista. Ya habrán visto que el Gobierno se propone fijar unos consumos de energía por persona en plan muy social, sin valorar si hay niños, ancianos o alguien que tenga necesidad de algún cuidado especial, y al que se pase del cupo, leña al mono. Fijado ese criterio es ya muy fácil reducir la ''ración'' y subir más las tarifas, de modo que contabilicen en los recibos lo consumido ''por cupo'' y lo que necesariamente habremos de consumir en concepto de ''extra''. ¿No ven asomar por debajo de la puerta la patita de la compañías electricas? Pues abran bien los ojos.

Un día acaso nos refiramos a las medidas realmente sociales -sociales de comunidad humana y no de ''sociedad anónima''- que podrían aplicarse para reducir gastos y ahorrar energía sin castigar a los usuarios.

Darío Vidal

22/06/05

 

       Calor (22/06/2005 19:32)