Hemeroteca:


Junio 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
 
       

Publicado: 19/06/2005


 

ETARRAS GENEROSOS


Nadie desmaye en el empeño negociador, señor Presidente, que no todos los etarras son malos. Anteayer dijeron que seguirían matando -ellos le llaman cínicamente continuar la lucha armada-, y hoy dicen ''los buenos'' que van a hacer una excepción con los políticos, que son los que hablan y se entienden con ellos. No se puede decir que carezcan de modales. Y es que algunos son muy buena gente como demostraron los ''poli-milis''. Lo malo es que siempre queda algún grupo más laborioso, más trabajador, más concienzudo en eso de despenar al prójimo que multiplica su actividad para que la cosa no decaiga. Pero a chulos no nos gana nadie: ¡a ver quien se cansa antes, si ellos de matarnos o nosotros de dejarnos matar! Ya pueden esperar sentados ¿verdad, señor Presidente?

Nada, que los terroristas patrióticos vascos han anunciado al mundo que los políticos electos de los partidos de España dejarán de ser ''objetivos militares'' desde el primero de junio y que pelillos a la mar.

Pues, hombre, que muy agradecidos por perdonarles la vida. Pero de ahí se infiere que el resto seguimos condenados a muerte y podemos ser enviados al cielo en cualquier momento. Porque es que nosotros ni pintamos nada ni tenemos nada que decir, y si lo decimos en la prensa o en la calle, el Gobierno se llama andana y es como si no.

Aunque fíjense que ellos no andan muy tranquilos. Si estarán mal, que como los que deciden son los políticos y pretenden estar a las puertas de la negociación, se ponen en plan coleguilla para congraciarse con ellos. Claro que, vista la Historia, cualquiera se fía. A ver quien despide a los escoltas. ¿O es que pretenden hacer ''tiro al pichón'' cuando el próximo Gobierno del PNV tenga pretexto para retirar las custodias a todo el mundo? Ah, que macabra astucia la de estos noblotes chicarrones pese a que entre el comunicado de hace cuarenta y ocho horas y el de hoy han confirmado su debilidad haciendo de la necesidad virtud. Como ahora no pueden, dicen que no quieren matar. Es cierto que el blindaje policial ha sido eficaz aunque supone también la pérdida de libertad de ese puñado de héroes y heroínas que exponen cada día su vida, ellos sí que por amor a su tierra, pero ahí están los resultados y pronto podran gozar de la paz que han conquistado para todos.

Ya ven qué estúpida arrogancia la de estos perdonavidas, qué altanería ful exhiben estos capones enanos, que aspaviento de matones temerosos el de estos comediantes de guardarropa que actúan de valientes porque los criminales ya no purgan las muertes con el ''garrote vil''. Qué generosidad muestran para los compatriotras que tuvieron la grandeza de abolir la pena capital incluso para las alimañas como ellos. Qué arrojo el suyo al atentar, sabiendo de antemano que les vamos a perdonar la vida. Qué audacia exhiben llamando torturador al Rey, mientras los jueces se lo consienten o dormitan.

¿Quiénes son ellos para decidir que vivan o mueran los que ya les han perdonado la vida sin condiciones? Nada tenemos que agradecer a este residuo fósil del canibalismo paleolítico. Y que nadie se deje engañar. La primera vez fuimos confiados; la segunda, generosos; la tercera irresponsables, y ahora seríamos suicidas. ¿Usted me comprende señor Presidente?

Darío Vidal

18/06/05

 

       Etarras generosos (19/06/2005 22:00)