Hemeroteca:


Mayo 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 07/03/2005


 

LA LECCIÓN DEL ''CAVALIERE''


Resultará tan pintoresco como se quiera y en muchas ocasiones hasta histriónico, pero ''Il Cavaliere'' ha sabido estar en su sitio.

No entraremos en pormenores que desconocemos sobre las negociaciones para poner a salvo a la periodista de ''Il Manifesto'' secuestrada en Bagdad, ni opinaremos sobre si es o no moral que un Gobierno pague o deje de hacerlo para salvar a un compatriota, si tal cosa sucedió. Pero el hecho es que Silvio Berlusconi ha reaccionado con rapidez, dignidad y contundencia contra el ataque del blindado estadounidense que ha herido a Giuliana Sgrena a la que debía proteger, y matado a Nicola Calipari el agente secreto que, después de tensas negociaciones, logró devolverle la libertad y la cubrió con su propio cuerpo para interponerse al fuego que le estaba destinado cuando comenzaron a disparar desde el blindado inmolándose para protegerla. Dos largos minutos aferrado a ella soportando una granizada de entre trescientos y cuatrocientos proyectiles, hasta que su cuerpo se relajó y fué deslizándose hasta el suelo del automóvil acribillado, con un mortal orificio en la sién.

Silvio Berlusconi ha reaccionado con la dignidad de un presidente de Gobierno exigiendo una investigación inmediata y responsabilidades al país agresor. Un comportamiento que nosotros echamos en falta cuando murieron algunos españoles cumpliendo el sagrado deber de informar, y el entonces presidente José María Aznar daba por buenos los burdos e infantiles argumentos de los agresores, sin condolerse realmente del sacrificio de sus conciudadanos ni preocuparse de pedir cuentas, demandar reparación, ni exigir que se investigasen de veras las muertes -y los asesinatos en su caso-, de españoles desarmados. Tan ciegamente alineado en el bando de los Estados Unidos se hallaba el señor Aznar, que su pasividad conformadiza resulta difícilmente conciliable con su proclamado patriotismo.

La incoherencia de aquella contradicción que desconcertó a quienes aún se sienten españoles, y la falta de determinación y compromiso cuando caían los ciudadanos que nos representaban o nos informaban con sacrificio -diplomáticos, policías, militares y periodistas- le enajenaron el apoyo de muchos que confiaban en él o lo habían hecho hasta entonces. Y ahí comenzó a perder las elecciones.

La no disimulada antipatía que experimentaba por los periodistas tildados casi siempre de rojos, no justifica la inexplicable indiferencia con que acogió la muerte del informador gráfico ''empotrado'' en una unidad militar estadounidense Julio Anguita Parrado, durante un bombardeo artillero de Sadam Huseín; el probable homicido de Ricardo Ortega en Haití por una unidad de ''marines'', y el más que explícito asesinato de José Couso, que todos presenciamos en directo desde su balcón del Hotel Palestina de Bagdad, cuando el carro de combate que filmaba giró hacia él y le disparó con un arma de precisión. Un caso claro para exigir explicaciones satisfactorias y haber decidido si se continuaba respaldando a la Administración Bush, o se le retiraban las fuerzas de apoyo con la pertinente acusación formal y una clamorosa campanada diplomática.

Todo país tiene derecho a la dignidad por ínfimo que sea. Falta que la tengan sus gobernantes. E Italia se plantea regresar a casa. Es indecente acallar con las balas la voz de la verdad. Aunque quien lo haga sea el Imperio.

Darío Vidal

07/03/05

 

       La lección del Cavaliere (07/03/2005 20:40)


 

CONTIGO HASTA LA MUERTE


Se ha dicho que la política hace extraños compañeros de cama. Algo que comprobamos todos los días los profanos. Pero son encuentros de una noche de copas; romances de verano a lo sumo. Se trata de sexo sin amor. O de ''menages a trois'' en que no se descarta la sodomía. El último pone y paga. De modo que hay que procurar no perder la cara al ayudante.

En menos de un mes ha cambiado por completo el clima político en el País Vasco y Cataluña. Ignoro la causa. Porque la razón última -o primera- no debe buscarse en el despendole del Carmelo, que es sólo una anécdota, tan significativa como se quiera pero solo una anécdota de entre las miles de cosas que vienen sucediendo en Cataluña desde hace años. Para mí que deben hallarse en conjunción los astros hostiles a las comunidades libres asociadas, así es que lo tendrán mal también los de Puerto Rico.

El caso es que el partido de Carod-Rovira se despega del PSC -como el PSC se despegó del PSOE- y dice que bueno, que si se llega a un buen convenio económico con el Gobierno Central estan dispuestos a posponer sus demandas secesionistas, tan perentorias hace solo unos meses. Y en la costa cantábrica, el dócil acólito de Ibarretxe, Javier Madrazo, que no esta viendo nada claro el resultado de las autonómicas, está intentando ganar la costa o alcanzar una tabla, mientras proclama a los cuatro horizontes que su formación no respaldará una solución que imponga el Plan Ibarretxe, haciéndole ahora el coro a Patxi López que puede obtener ventajas sustanciosas como aventuran los sondeos.

Ya se sabe que los múridos son los primeros que abandonan los navíos cuando se abre una vía de agua, se declara un fuego, o una mar arbolada amenaza por ponerlo quilla al cielo. Ah, cuan significativo puede ser el instinto de los infinitamente insignificantes.

El propio Zapatero parece haber descubierto la dudosa lealtad de sus consortes, y empieza a comprender que las ayudas que se procuró en ambas costas, la vikinga y la púnicoromana, no son más que dos salvavidas de plomo que pueden convertirlo en almuerzo de los peces. Una eventualidad doblemente indeseable para un ser de tierra adentro.

Darío Vidal

07/03/05

 

       Contigo hasta la muerte (07/03/2005 02:08)