Hemeroteca:


Junio 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
 
       

Publicado: 20/01/2005


 

PREDICAR A BOFETADAS



No se si ustedes los recuerdan pero cuando Don Manuel regresó a España converso a la Democracia prometió imponerla aunque para ello tuviera que sacar los tanques a la calle. Naturalmente muy pocos le votaron. Esos repentes han hecho pasar mucho miedo a sus compatriotas y le enajenaron irremediablemente la presidencia del Gobierno. Con los tanques en la calle, ni la Democracia, pensó la gente sensata que es la que de veras nos ha salvado en este país desde hace muchos años. Todos recordaban con un escalofrío cuando dijo aquello de que lo del País Vasco solo se arreglaría sacando los tanques a la calle. Menos mal que ya no era ministro de la Gobernación.

Pues bien, el señor Bush también opina que la letra con sangre entra y está dispuesto a predicar a bofetadas. La diferencia estriba en que Fraga, siendo un peligro, es una persona culta, honesta, y catedrático de universidad, en tanto que el reelegido presidente de los Estados Unidos es un ignorante, está ligado a intereses inconfesables y si no miente Michael Moore ni exagera Richard Labévière, está penetrado de la doctrina imperialista que inspiraba ya a su padre, decidido a erigir el Imperio Universal y convencido, en su empanada religiosa, de que la batalla eterna contra el Mal le compromete a mantener la guerra allí donde se encuentre, como si no lo tuviera debajo de la alfombra.

Hoy ha sido coronado el ''emperor''. Cuarenta millones de dólares en fastos, banquetes, bailes, festejos y charangas mientras los panzudos Galaxy llueven cadáveres de ''marines'' sobre la tierra de los Estados Unidos. Es que Sadam no tenía armas de destrucción masiva. No importa. Es que no tenía nada que ver con el viejo amigo Ben Laden. No importa. Es que esta guerra va a ser más desastrosa que la de Vietnam. No importa. Hay que tener dónde mandar a los muchachos inadaptados; hay que mantener la industria de armamentos; hay que consolidar el mercado del petróleo; hay que garantizar el negocio de los ''lobbys'' y, sobre todo, hay que luchar denonadamente por la paz: por la Paz, por la Justicia y por la Democracia occidentales.

Y el que las rechace, leña al mono que es de goma. ¿Cómo van a rechazar éstos ignorantes nuestras sabias, transparentes, beneficiosas e incorrompibles instituciones? Pues, señor, porque hay quien se apaña desde siempre con su sistema tribal, con el sistema asambleario de insaculación anual, con el viejo sistema feudal altomedieval que fuimos superando, o como se le ocurra. No es lo mismo un niño de seis años que un adolescente de dieciocho. ¿Que esos métodos tienen defectos? Con toda seguridad. Pero con la arrogante e injusta actitud que exhibimos, no estamos demostrando la justicia, la humanidad ni la superioridad de la Democracia. Cosa que, entre usted y yo, tampoco nos proponemos. O no. Seamos sinceros.

En la gélida ''inauguration'', las sonrisas eran muecas y los copos de blanca nieve revoloteando como mariposas, una metáfora de ''las almicas'' de los ''boys'' que sus dirigentes mandan patrióticamente todos los días al cielo.

Pero el empeño lo merece. Los que oprimen la libertad, los que desdeñan nuestra ayuda, los que rechazan la Democracia, habrán de doblegarse, aunque hayamos de predicar a bofetadas.

Darío Vidal

20/01/05

 

       Predicarabofetadas (20/01/2005 22:12)