Hemeroteca:


Mayo 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 13/01/2005


 

MAÑANA, EL REFERENDUM


Si pretendiese que ésto fuese un ensayo, sugeriría que el lenguaje se halla en periodo creativo o en estado corruptivo. El primero sería el que alumbran los poetas y los filósofos, y el segundo el que corrompen los políticos y los sofistas. Aquellos pretenden dotar a las palabras de contenido y de precisión lógica los unos, y los otros cargar de contenido metafórico y trascendente los vocablos para que nos acerquen a la intuición de una realidad más profunda. Mientras que los últimos, como destructores del lenguaje, tratan de vaciar las voces de contenido. Lo mismo es región, que nacionalidad, que nación, que departamento, que condado y que Estado. Ya lo dijo Zapatero. ¡Qué importan las palabras!

Y sí que importan. Las palabras son la argumentación, el raciocinio, el pensamiento y la inteligencia. Fíjense si son importantes, que lo primero que destruyen los terroristas para aniquilar a la sociedad que parasitan es el significado de los vocablos. Alguna vez he escrito sobre la corrupción del lenguaje por parte de los terroristas y de su apropiación de los conceptos más nobles y dignos, para desconcertar a los incautos con la palabra. Es un cínico ejercicio de desprecio a la verdad que acerca y hermana a ETA y PNV. Otegui no sólo votó en el Parlamento Vasco en representación de un partido ilegal, sino que puso voz a la intervención del jefe de Eta, ''Josu Ternera'', huído de la Justicia y en paradero desconocido. Acaso no tanto para Arnaldo Otegui con quien se escribe, que también fué juzgado, condenado y encarcelado hace años por delitos terroristas.

Algunos entienden ahora por qué no se expulsó del Parlamento vasco a la ilegalizada Batasuna -ahora Sozialista Abertzaleak- con cuyos votos ha salido adelante el ''Plan Ibarretxe'' que acaban de presentar a las Cortes para su debate. Pero nadie entiende que después de manifestar repetidamente unos y otros que pretenden escindirse de España mediante un Referendum que se convocará sea cual sea el resultado de ese trámite parlamentario, apelen a la serenidad, a la negociación, al diálogo democrático y la calma. ¿Qué se puede negociar si las demandas de los separatistas no tienen gradaciones y anuncian que aunque la nación entera esté en desacuerdo romperán con ella? ¡Esa es la democracia de Pancho Villa! La Ley del Embudo que tan cara es a los independentistas, fundada en el principio infantil e inmaduro de que ellos no tienen más que derechos y los otros únicamente deberes.

Pero los nacionalistas, en cuya estrategia se adivina siempre la inspiración de los clérigos y la untuosa ''diplomacia vaticana'', no pretenden tanto celebrar ahora su referendum liberador -que perderían-, como introducir un ilícito derecho de autodeterminación en el documento que desean suscribir. Los nacionalistas como sus inspiradores no tienen prisa. Preparan el camino para que los niños de las ''ikastolas'' malformados por una historia inventada, la mentira sistemática y el odio a sus vecinos, cumplan la tarea que ahora inician, dentro de veinte años. Los políticos en general no miran al futuro; sus plazos son cuatrienales. Y por eso no reparan en que es preciso acometer una labor mucho más dificil pero imprescindible. Hay que corregir la manipulada desviación de los niños, copiada de los métodos de la URSS, para que puedan elegir y juzgar por sí mismos. Y esa tarea hay que abordarla hoy mismo.

Darío Vidal

14/01/05

 

       Maņana,el_Referendum (13/01/2005 19:37)