Hemeroteca:


Mayo 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 30/12/2004


 

IBARRECHE GANA


Los toros no se ven lo mismo desde la barrera. Es muy difícil juzgar desde lejos pues solo en la cercanía se acierta a entrever la complejidad de los asuntos. Pero algunos querríamos saber por qué no se procesó por desacato al presidente insumiso del Parlamento vasco señor Atucha y por qué el Gobierno no disolvió el partido nacional socialista (Sozialista Abertzaleak) después de que los jueces lo ilegalizaran. Esas medidas hubiesen bastado para que no prosperase el plan soberanista del ''lehendakari''. Pero tal como están las cosas, gana Ibarreche.

Aplicar la Ley acaso hubiese comportado algún riesgo, pero a lo mejor el Gobierno de Aznar incurrió en un error fatal además de incumplir también el mandato de la Justicia. Es asombroso que quienes se dedican a la cosa pública ignoren que para dirigirse a los rufianes y a los malhechores no sirve el lenguaje de las cancillerías y los caballeros. Un negociador puede interpretar los gestos y leer los mensajes, percibir los matices y entender el valor de un trueque. Para un terrorista y un tirano, que son lo mismo mediando el paréntesis del tiempo, una concesión es siempre una cesión; un pacto, una rendición, y el solo hecho de negociar, una cobardía. Un hombre sanguinario no agradece nunca un gesto de generosidad, porque, como es incapaz de empatía, lo interpreta como una muestra de temor.

El Gobierno de Aznar no se atrevió; el de Zapatero no se lo ha propuesto siquiera por temor a que dejen de devolverle la sonrisa. Y aquí están las consecuencias: Ibarreche ha ganado las dos primeras partidas, primero en la comisión y luego en el Parlamento, interpretando afinidades y desencuentros con las distintas fuerzas separatistas, la disidente Eusko Alkartasuna y, quién iba a decirlo, lo que queda del Partido Comunista.

Algunos pretenden tranquilizar a la nacion sobrepasada por los hechos, asegurando que en el Congreso es impensable un triunfo del Plan Ibarreche y que la cámara en pleno lo echará abajo. Sí. Eso no se les oculta a los secesionistas y además lo esperan. Pero cuando eso suceda, será culpa de los españoles, en tanto que si el trámite se hubiese zanjado esta tarde, la cosa sería muy distinta. Y sobre todo se habría ajustado más a la realidad política y sociológica del País Vasco.

De momento, como ''los vascos'' han mostrado su preferencia por constituírse en un Estado libre asociado, el ''lehendakari'' ya ha dicho que, digan lo que digan las Cortes Españolas, va a convocar en el plazo de seis meses un referendum, que desde luego será ilegal porque carece de potestad para ello. Pero a la vista ya de la independencia, no va a detenerse por esas tonterías.

Si se hubiese aplicado la Ley y no hubieran votado los delegados de un partido ilegal, ahora inexistente, no se hubiese creado esta situación. Claro que tampoco se sabe qué legalidad asiste al presidente de un parlamento autónomo como Atucha, que se pasa por el forro los mandatos del Tribunal Supremo.

Miren ustedes, ésto no es una Democracia; esto es una broma en la que Ibarreche gana.

Darío Vidal

30/12/04

 

       Gana Ibarreche (30/12/2004 22:50)