Hemeroteca:


Octubre 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
       

Publicado: 07/12/2004


 

PEKKA HIMANEN


Hace unos meses prometí referirme al nuevo amor, al modo de concebir la relación sentimental desde la aparición del ''amor cortés'' pero como la vida nos trae las noticias a racimos y una cosa es lo importante y otra lo urgente no he cumplido mi compromiso. Espero hacerlo un día aunque ya no venga a pelo. Mas como no deseo aumentar la lista de mis deudas voy a saldar la que ayer contraje.

Surgió ayer el nombre de Pekka Himanen, un jóven filósofo que anuncia en ''La ética del hacker y el espíritu de la era de la información'' el albor de una nueva sociedad: la sociedad-red que está dando origen al ''informacionismo'' con el que al parecer vamos a dejar atrás el ''industrialismo'' de inspiración calvinista que ha dominado la cultura europea y la economía del área desarrollada del Planeta durante más de dos centurias, implantando el ''trabajocentrismo'' tanto en el ámbito capitalista liberal como en el comunista.

La idea de Himanen es absolutamente revolucionaria porque anuncia un cambio en nuestro comportamiento, capaz dar una salida a esta Humanidad que se precipita hacia la catástrofe desde Saint-Simon. Himanen sugiere -no es una invención sino una observación- que la sórdida ética jerárquica del dinero y de la ganancia como motivación, está dando paso a una concepción laboral más paritaria y cooperadora fundada no en la ambición de lucro sino en el entusiasmo creativo y la pasión. El ''hacker'' -no confundir con el ''cracker'' psicópata que es el pirata violador de códigos y creador de virus- no piensa en su beneficio, sino en hacer partícipes de sus hallazgos gratuitamente a los demás, compartiendo la moral científica que proscribe el plagio y exige no mantener en secreto los hallazgos con el fin de que se beneficie de ellos la comunidad científica.

Dicho así, puede parecer que se trata solo de una ingenua idea utópica e inalcanzable; de un desideratum solo posible en el contexto de una sociedad angélica y feliz. No es cierto. Es ya una realidad. Siendo todavía estudiante en la Universidad de Helsinki, Linus Torvalds desarrolló un sistema abierto y gratuito de acceder a la cadena global de intercomunicación Internet, mediante un sistema operativo fundado en el que había ideado Andrew Tanenbaum. Lo dió a conocer gratuítamente y animó a que todos introdujesen sus soluciones e incorporasen sus hallazgos de modo desinteresado para dar a todo el mundo la posibilidad de comunicarse y obtener información sin tener que pagar por ello. Regalar el tiempo y el trabajo a los demás es la forma más noble y elevada de generosidad.

Entre tanto, Bill Gates, al que Himanen califica de ''el enemigo público número uno del hacker informático'' porque tornó a la idea de lucro traicionando los ideales de sus comienzos, se dedicó a enriquecerse, pero ''cuando el dinero se convierte en el fin superior por sí mismo, la pasión deja de ser un criterio esencial con el que discriminar las opciones de trabajo''. La ética del ''hacker'' no se funda en la autoridad, la disciplina y el horario, sino en la creatividad, el entusiasmo y la libertad; no en la apariencia sino en los resultados; no en la ganancia personal sino en la ayuda a los demás. Una actitud revolucionaria que favorece la intimidad de las personas y facilita la libertad de expresión, que dificilmente puede admitir el Poder. No debe extrañar que Bush esté apoyando a Gates para que los servicios sean de pago, se conozcan los nombre de los usuarios y sea posible leer sus comunicaciones.

Darío Vidal

07/12/04

 

       Pekka_Himanen (07/12/2004 23:34)