Hemeroteca:


Junio 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
 
       

Publicado: 24/10/2004


 

''TRÁFICO'' DESORIENTADO



Pero hasta donde llegará la obcecacion de estos de Tráfico. Ostentan la terquedad obtusa de los tontos. La obstinación de los incompetentes sin ideas a los que todas las miradas reclaman soluciones y no saben qué hacer.

Ayer estuvo a punto de mandarme al cementerio un dinámico muchacho por pasarse el ''stop'' acelerando. Él me vió y yo le ví. Y él sabía que tenía que pararse y yo que había de seguir para dejarle cuanto antes expedita la salida. Pero decidió acelerar, y solo cierto instinto anticipativo que me hizo recelar, unos frenos eficaces y la voluntad de Dios, me permiten escribirles hoy.

Pero los expertos de la DGT suponen que los que invaden la calzada contraria, o adelantan imprudentemente, o se interponen en la trayectoria del que acaban de rebasar, o no se detiene ante un ''stop'', o no respeta un ceda el caso, es por ignorancia del Código. Habrá que gritarles muy alto, a ver si se enteran, que a la gente no le falta información sino formación. Otra cosa es que no les dé la gana obedecer tonterías como la de ponerse el cinturón. Como a éste servidor de ustedes, que un día salvó la vida por no llevarlo.

Me dirán que es una excepción -que no lo es-, pero en cualquier caso es exactamente la excepción que me ha permitido seguir vivo. De modo que para mí tiene una fiabilidad del cien por ciento, y he escogido ser un rebelde insumiso vivo,a un disciplinado cadaver obediente. Pregunten ustedes. Nadie les asegurará que el cinturón va a preservles la vida. Les dirá que parece que estadísticamente es mejor conducir atado. Pues muy bien, si se trata de porcentajes y opiniones, que nos dejen a cada cual elegir nuestra propia muerte. Pero la DGT puede decir chorradas porque no le pide cuenta ni el Gobierno ni los conductores, así es que las gilipolleces le salen gratis. Pero habrá que hacer algo.

Propongo que todos cuantos pierdan a un familiar por viajar atado, se querellen contra la Direccion General de Tránsito -que los muy burros llaman Tráfico sin tomarse la molestia de consultar su significado en el diccionario-, y verán la amarga e interminable lista negra de dóciles contribuyentes fallecidos por confiar en estos ignorantes. Verán como habrán de revisar su Código a la vista del dinero que les cuesta, aunque les resulte más caro a las víctimas.

¿Por qué nadie reclama contra esta Oficina de Siniestros que se rige por el capricho, la arbitrariedad y la manipulable fuente de datos aleatorios que llaman Estadística y ellos mismos elaboran? Hace unas fechas recordé que el invento del cinturón obligatorio se lo debemos a un senador venal que los fabricaba.

Una cosa es que exijan a los fabricantes que incorporen los cinturones de serie a todos sus automóviles, para que cada ocupante elija ponérselo o no. Pero, claro, eso les impediría multar, que es de lo que se trata. Aqui a lo que van es a recaudar ¡qué más da un muerto más o menos!

De lo que no son incapaces es de sacar el dedo de la vía del tranvía, como aquel penitente que tenía que ir a la cochera. Si había accidentes, clases de teórica; si más accidentes, más clases de teórica. ¿No sería mejor obligar a las academias a que enseñasen a conducir con agua, niebla, nieve y hielo? ¿No sería más razonable formar, al tiempo que se informa, para que todo el mundo respete a los demás y no beba, aspire, inhale, trague ni se pinche cuando va a coger el volante?

Darío Vidal

24/10/04

 

       Trafico se ha puesto a discurrir (24/10/2004 14:56)