Hemeroteca:


Octubre 2021
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 13/10/2004


 

EL CLAN BUSH DISPUESTO A TODO



Esta noche va la vencida. Se ha librado el segundo ''round'' en St. Louis entre George Bush y John Kerry. Al parecer el resultado es ajustado, aunque según dicen, el ''challenger'' Kerry -que algunos preferirían Killer- ganó a los puntos. Asi que el resultado es bueno para el ''aspirante'' porque en las pasadas elecciones Bush barrió en esta ciudad. Por ese motivo, que el presidente haya perdido en St. Louis, aunque sea por poco, les ha dado pero que muy mal fario a sus asesores. Sobre todo contando con que aún queda el último y definitivo debate. Y ya se sabe que los ''managers'' de estos eventos son tan supersticiosos como los promotores de boxeo. Pero esta noche del miércoles al jueves, madrugada del 14, se libra el tercer y último encuentro en la Universidad de Tempe, Phoenix (Arizona) y cada cual habla de la Feria según quiere que le vaya. Aunque los expertos dicen que en el terreno de la economía que es el elegido para este enfrentamiento es donde peor lo tiene el presidente, tanto por el enorme déficit generado por las guerras victoriosas contra el Islam, como porque es la primera vez que se destruye empleo.

De todos modos, cada periódico hace su interpretación y su lectura, y las empresas de sondeos dan resultados crípticos que les permite acertar siempre. Una de ellas afirmaba ayer algo tan extravagante como que el presidente había descendido en la confrontación pero que su imágen había salido reforzada. ¡A ver quién me ata esa mosca por el rabo! Suceda lo que suceda, la compañía podrá decir: ''¿Ven como lo decíamos?''.

De cualquier manera, la Dinastía parece que está resuelta a todo para lograr la reelección del Delfín.

Ya verían ustedes en la única foto tomada por la espalda en el anterior debate, por cierto clandestinamente ya que se prohibieron las fotografías desde atrás -¡qué cosa más extraña!- que bajo la chaqueta de Bush se adivinaba una especie de cajita entre los homóplatos y que se notaban unos cables eléctricos que parecían buscar la bocamanga. No sé si vimos más de lo que había y si esa sospechosa instalación era lo que algunos han dicho. Pero desde luego no era una cosa normal.

El presidente llevaba también una suerte de minúsculo audífono casi invisible alojado en un oído. Con esos elementos, la sospecha, la intriga y la insidia son fáciles de hilvanar. Sus rivales aseguran que se trataba de un ingenio electrónico mediante el cual sus asesores le pasaban las respuestas -como se ha dado en algunas oposiciones con los amigos de los examinandos- y que esa fué la razón de que no se trastabillase, no pronunciase mal tal como suele, y no tuviese momentos en blanco. Ellos sabrán, pero cualquiera adivina qué habrán ideado para esta cita final, los astutos asesores/inventores de las papeletas mariposa y las tarjetas perforadas. El ingenioso Jeb es posible que tenga dispuestas lanzaderas de agujas hipodérmicas para disparar desde el auditorio del público narcóticos con que adormecer a John Kerry si la cosa flojéa.

Y si se pasaban de dosis, también sería efectista un ronquido de Kerry de bruces sobre su atril. ''Vaya ¿quién decía que los Bush nos poníamos ciegos de droga en casa de papá cuando íbamos a Camp Davís? Fíjense cómo se las gasta John. ¡El que esté libre de culpa que tire la primera piedra!''

Darío Vidal

13/10/04

 

       El Clan Bush, dispuesto a todo (13/10/2004 23:06)