Hemeroteca:


Junio 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
 
       

Publicado: 05/10/2004


 

EPIDURAL



Tiene uno de los parques automovilísticos más numerosos en relación con la población, aunque la mayor parte de sus carreteras son comarcales; posée una renta per cápita alta, no hay desempleo, el nivel de escolarización es pleno y la calidad de vida una de las mejores de España según las estadísticas, pero la gestión de la Administración central antes y de la autonómica después ha sido tan ineficaz que no llega a aumentar la población, las empresas que probaron a establecerse han tenido que huír, muchos profesionales liberales escapan por el acoso de Hacienda, su Jefatura de Tráfico es la que más sanciona y más carnets retira de España según datos de la propia Institución, hasta conseguir que los turistas soslayen sus carreteras.

Pero, a cambio, es un territorio que goza de otros beneficios. Por ejemplo, se han amortizado las plazas de médico rural y los centros de salud de la mayoría de las poblaciones, se han levantado vías férreas, cerrado estaciones, y suprimido las paradas donde aún existen, ''para ganar velocidad'' y rentabilizar las líneas. Y las carreteras son poco más de lo que dejó la Dictadura de Primo de Rivera.

Pero tal vez lo que dé más clara idea del abandono en que se encuentra esa tierra es que las mujeres que pueden, eligen alumbrar en otros sitios para no tener que soportar el dolor agarrándose a los barrotes de la cama como en la Edad Media, porque salvo en la capital de la provincia, en los restantes hospitales de la zona no se aplica anesteria epidural.

Esa tierra lejana e inconcebible, algunos de cuyos habitantes se niegan a abandonar, acaba de congregar a cincuenta mil manifestantes, que es más de la tercera parte de su población, para proclamar a grito herido que ''Teruel existe''.

Hace poco más de un año, el 4 de abril de 2003, José Luis Rodriguez Zapatero ''El Prometedor'' aseguró que iba a terminar con tanta discriminación si ganaba las elecciones y que haría pasar la línea del AVE Madrid-Valencia por Teruel. Y el fiable señor Zapatero -''un pasito p'alante / y otro p'atrás''- ganó las elecciones. Pero ''no es lo mismo predicar que dar trigo''. Sobre todo mientras los burlados no pidan cuentas a los que les mienten.

Le contaron entonces que solo eran españoles a la hora de pagar. Pero que carecían de los servicios básicos, como comunicaciones, enseñanza y sanidad, que obtienen otros ciudadanos sin necesidad de demandarlos ni mendigar como si se tratasen de una gracia y no de un derecho. Y Zapatero aseguró que tenían razón. Tenían razón en que había que acometer las obras comprometidas en el Pacto del Agua; en que había que incluir el territorio en el Objetivo Uno de los Fondos Estructurales de la Unión Europea o recibir una compensación a través del Fondo Especial de Teruel.

Pero en los Presupuestos Generales del Estado, las partidas consignadas a Aragón este año se han minorado en aproximadamente un veinticinco por ciento y a Teruel practicamente se le margina.

¿Es que en este país hay que pedir la independencia para ser atendido? ¿O acaso el único lenguaje inteligible es el de las barricadas y las bolas de acero?

Debe ser así, porque solo así se explica que, en una sociedad avanzada, Sanidad condene a un grupo de mujeres a parir con dolor, como al ganado.


Darío Vidal

05/10/04




 

       Epidural (05/10/2004 13:43)