Hemeroteca:


Octubre 2021
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 14/09/2004


 

MILITARES O PISTOLEROS



Puede explicarse la frustración y la amargura que debe producir ver un tanque propio, sofisticado, poderoso y blindado, ardiendo por el ataque de un viejo turismo desvencijado cargado de explosivos. También es posible entender la ira tan comprensiblemente humana que inspira la alegría del enemigo por el daño que nos ha ocasionado. También sucede con el júbilo que desborda a los rivales cuando encajamos un gol. Pero los oficiales y los soldados que en la calle Haifa de Bagdad dispararon e hicieron bombardear a los niños que saltaban sobre el ''Bradley'' en llamas hay que suponer que debían ser militares. Gentes formadas para luchar fríamente, desapasionadamente, contra un ejército y no contra un puñado de chiquillos que alborotan y tiran piedras, como hacen los valerosos soldados israelitas en la franja de Gaza. Un militar no puede ceder al odio ni permitir que un arma militar como un misil, que no es una escopeta de caza, asesine a un grupo de mirones, al corresponsal de ''Al Arabiya'' Mazem Al Tumeizi y a unos muchachos que bailan, aunque sea de alegría por tener enfrente un carro de combate menos, cuyos ocupantes por cierto huyeron del interior sin que nadie les hiciera nada.

Un militar no puede confundirse con un pistolero. Un verdadero militar trata de alcanzar sus objetivos procurando que no haya bajas y evita a toda costa dañar al personal civil. Todo lo contrario de lo que las fuerzas del señor Bush están haciendo en la invasión cruenta y la ocupación inhumana de Iraq en que nos quisieron hacer participar, ordenando a las unidades españolas de Nayaf y Faluya que atacaran, tal vez con el propósito de emporcarlo y liarlo todo bien, contraviniendo las condiciones meramente humanitarias y defensivas en que el Gobierno fundó nuestra participación.

''Es verdad que los niños se pusieron a tirar piedras al tanque y luego se subieron encima -comentaba Bakar Abd El Shahid, un testigo de 36 años- ¿Pero da eso motivo para que les bombardée un helicóptero?'' Aunque el paseante bagdadí tal vez no entendió las humanitarias intenciones del Mando norteamericano que, según un comunicado oficial, ''después de evacuar a los heridos, el apoyo aéreo destruyó el 'Bradley' para evitar el saquéo y el daño a la población iraquí''.

El Mando norteamericano únicamente quería que la gente no se pelease por el botín (?) que pudieran hallar asado en la máquina de guerra, y sobre todo que los niños no se cortasen con las chapas retorcidas. Lástima que en su celo humanitario no repararon en que estaba cubierto de niños y rodeado de gente.

Y no salen de su asombro por la reacción del mundo y la animadversión creciente que inspiran, con la facilidad que tienen para hacer amigos.

Darío Vidal

14/09/04

 

       Militares o pistoleros (14/09/2004 16:52)