Hemeroteca:


Octubre 2021
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 09/09/2004


 

PUTIN TAMBIÉN VA A ''PREVENIR''



Pues nada, que el señor Putin se ha apuntado también a profeta. Que el señor Putin también va a prevenir. Lo que faltaba.

Siguiendo las huellas del descerebrado pistolero del Oeste, se va a poner a averiguar las intenciones de quienes tenga delante para adelantárseles, acierte o no, por si las moscas. Me recuerda el chiste aquel -no se si ustedes lo saben- del tipo que le da un empujón a su vecino en el autobús y cuando el agredido se apresta a protestar, se le anticipa el aquesor y le grita: ''¡Que casi me pisa, coño!''. ''¡Pero si no le he tocado siquiera, hombre!'',- le responde airadamente el vecino. Prosigue la marcha mientras ambos siguen rezongando entre dientes el uno contra el otro, hasta que el vehículo frena bruscamente y el irascible previsor le propina un sonoro bofetón al paciente viajero, que grita incontenible: ''¿Tendrá la caradura de decir que le he pisado?''. ''¡No, pero esta vez ha estado a punto!''. A lo que el ofendido, pequeño, canijo e intimidado, responde en voz baja para sí: ''¡No te amuela, el Profeta!''

Pués, sí. Ambos van de matones de barra, hasta que un día se encuentren frente a frente. Putin ha entrado en el ''Saloon'' y acodándose provocador ha dicho aquello de ''Todos los que están en este bar son unos hijos de Satanás...'', corrigiéndose al atisbar a un vaquero loco: ''... menos aquí, el amigo Bush y servidor''.

Como chiste, resulta gracioso. Y lo es por lo que tiene de despropósito, de disparate y de escandaloso. Pero ambos chascarrillos han dejado de serlo para convertirse en parábolas de una actitud acuñada en este tiempo en el que, a fuerza de errores, de sangre y experiencia, creíamos haber alcanzado un estadio superior en la evolución social del hombre. Nada más falso. Al mínimo descuido, asoma el caníbal depredador e insolidario que dormita en lo más profundo del almario. Y en cuanto el rapaz petrolero del Oeste, traidor a los vaqueros, le ha dicho al ex jefe de los espías torturadores soviéticos, traidor a su pueblo, que muy bien hecho en lo de la liberación de la escuela de Deslam, se ha crecido y aprestado a empuñar el garrote.

No entraremos en si el asalto fué oportuno o prematuro, ni en si estuvo bien o mal dirigido. Carecemos de datos y de cualificación para ello y habría que preguntarse qué habría dicho la atildada, ponderada, fingida y angélica Europa si hubiesen comenzado a morir rehenes, de deshidratación e inanición. Qué gran escándalo.

Pero lo inadmisible, lo intolerable, lo inaceptable, es que las mayores potencias del Planeta conculquen los principios del Derecho de Gentes que hace quinientos años alumbró nuestro Francisco Vitoria, retrocediendo a la Edad Media por culpa de unos mastuerzos iletrados que aún no se explican cómo han tenido la suerte de llegar a donde están.

Nada de ataques preventivos. Una cosa es atenerse al Derecho y otra muy distinta ceder al impulso primitivo de venganza, que además de injusto resulta ineficaz. La venganza es una espiral de muerte sin fin que se extingue cuando todos han muerto y la sociedad ha agonizado.

Nadie tiene derecho a acabar con la esperanza en el Planeta. Ni siquiera estos dos sátrapas.

Darío Vidal

09/09/04

 

       Putin también va a prevenir (09/09/2004 14:55)