Hemeroteca:


Octubre 2021
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
         
           

Publicado: 19/08/2004


 

PETRÓLEO Y MASOQUISMO


Ahora que había motivos para creer que el precio del petróleo iba a mantenerse en cotas razonables, visto que el imán Muqtada al Sadr ha decidido atenerse a razones en Iraq; ahora que el presidente de Venezuela Hugo Chávez ha comprendido que ganará cuantos plebiscitos se proponga siempre que siga produciendo crudo y no estorbe a EE.UU.; ahora que la OPEP había garantizado que mantendría sus compromiso para no dejar desabastecido el mercado y la rusa ''Yukos'' parece enderezarse, ahora precisamente, se ha disparado el precio del petróleo en Nueva York y avanza hacia los cincuenta dólares el barril, lo que puede significar una zancadilla para la economía mundial y una catástrofe para los llamados eufemísticamente países en vías de desarrollo.

Al parecer, si la oferta garantiza la atención de la demanda y no existen desajustes entre los dos polos del mercado, no deberían temerse alzas sustanciales. Pero no es así. Estados Unidos había planificado que los sucesos se produjesen según otro guión y no contaba con que tomaran este derrotero, de modo que ha enmendado la plana a la realidad para conducirse según había previsto, y está subiendo artificialmente los precios. ¡Solo faltaría que una guerra iniciada con este propósito, no sirviera a los intereses de las empresas petroleras más voraces, entre las que se encuentra la familia Bush!

Lo dificilmente explicable es que los demás paises se avengan a esa suerte de tutela, por no llamarla ''raket'' o extorsión, y no tome decididamente la dirección de las energías renovables que supondrían en buena medida su independencia del dólar. Algunos comienzan a pensar que si Europa no sirve tampoco para eso, no sirve para nada.

Se han dicho muchas tonterías sobre combustibles milagrosos como aquel oxígeno obtenido por hidrólisis que resultaba creo que cuatro veces más caro que el petróleo, pero, al parecer, existen también proyectos razonables muy avanzados e incluso los petroleros estadounidenses han comprado ya alguna patente viable para que nadie les haga la competencia. Los hay fundados en la pila eléctrica, las placas solares, la generación de hidrógeno a partir del aire, y otros varios como el alcohol para locomoción obtenido a partir de los azúcares de la remolacha, con el que ya funciona una parte no desdeñable del parque automovilístico de Brasil.

¿Por qué no adoptar ya una solución eficaz, en lugar de aceptar con pasividad masoquista una dependencia colonial? Pues porque a algun sector financiero importante de las ''colonias'' le resulta muy rentable. Pura pestilencia.


Darío Vidal

 

       Petróleo y masoquismo (19/08/2004 13:51)