Hemeroteca:


Junio 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
 
       

Publicado: 17/07/2004


 

LUZ Y TAQUÍGRAFOS DESDE CATALUÑA



Luz y taquígrafos ¿Dijo alguien esto? Aseguran que sí. Da la impresión de que el Poder es remiso a dar cuentas al ignaro gentío y menos a encender las candilejas.

De aquello hace ya un siglo. Quién lo diría. ¡Cómo pasa el tiempo y parece que fué ayer! Naturalmente que la política, en su origen una noble tarea de caballeros, se resuelve con frecuencia en un enfrentamiento de rufianes que pugnan por el botin. Ahora mismo, mientras nos observan agazapadas en todas las rendijas las aborrecibles larvas de la muerte cultivadas por el odio del terrorismo musulmán, las facciones políticas discuten disputándose la presa igual que sucedió hace un tiempo en el senado de Roma. Y lo mismo que ha estallado una subestación eléctrica en Atocha esta semana, pudo haber estallado otra cosa. Si embargo la comisión dedicada a esclarecer la atroz mortandad del 11 de marzo no hace mas que sumar incertidumbres.

Si algo está deseando saber el elector a estas alturas, es qué sucedió entre el diez y el quince de marzo del año que mediamos. Pués bien, la televisión del Estado permanece muda. Don Pedro Piqueras, siguiendo las consignas de la señora Cafarel que suprimió las tertulias políticas de la Radio Nacional, ha hurtado a los teleespectadores el derecho a informarse sobre la gestión de unos sucesos que costaron la vida a doscientos conciudadanos y en los que les va la tranquilidad, la seguridad y el futuro a la población.

No diré que la televisión del señor Aznar apacentase con los ángeles, pero lo que está sucediendo con la del señor Rodríguez Zapatero, el lider del ''progresismo'', es preocupante. Alguien parece interesado en terminar de desacreditarla para venderla en almoneda y a buen precio. Porque ese silencio es una forma de censura sobre algo que la gente quiere saber.

¿Quieren que les de un consejo? No sean dóciles a ese propósito de conducirnos como a un rebaño dócil, ni acepten que un grupo de 'ilustrados' bendecidos interpreten la verdad para nosotros en las columna de algún periódico. Ya que es imposible saber nada a través de la televisión estatal, sintonicen en su receptor el ''Canal 3-24'' de Cataluña (''Corporacio Catalana de Radio i Televisio'') que transmite íntegras las sesiones.

Mal que pese a los usufructuarios del Poder, cada vez es más difícil mantener el ''secretismo''. No importa que se resistan a aprender o a aceptar una realidad que acabará arrollándolos. En este siglo ya no son precisos los taquígrafos. Un teléfono encendido, un micrófono abierto, un solo ordenador conectado a la red, pueden ponernos sobreaviso de una sádica orgía de torturas sexuales en una carcel de Iraq, de la ocupación de una embajada en Tzanzania, o de la conjura para derrocar un gobierno desde la alcantarilla de su Ministerio del Interior.


DARÍO VIDAL






 

       Luz y taquígrafos desde Cataluña (17/07/2004 22:28)