Hemeroteca:


Octubre 2020
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
       

Publicado: 21/02/2005


 

CULPABLES DE LA ABSTENCIÓN


Hemos dicho mil veces que la política es faena de tahures, tramposos y embusteros. Tal vez la tuvimos en un concepto demasiado elevado y el tiempo ha venido a demostrarnos que la Democracia es, al fin y al cabo, un juego ejercido por hombres. Pero algunos parecen no haber aprendido que para según qué actividades no basta con ser un sinvergüenza; hace falta además ser inteligente.

Se ha celebrado el referendum para el Tratado de la Constitución Europea y como la participación ha sido baja como cabía esperar, el señor Zapatero culpa del fracaso al PP, que se ha volcado en la misma medida que el PSOE a favor del voto y en demanda del .

El señor Zapatero -¡hará falta tener pocas iniciativas para hacerle la oposición a la Oposición!- responsabiliza ahora a sus adversarios de haber hecho campaña a favor del no contradiciendo lo que hemos visto y oído los españoles, para adelantarse a la eventual acusación de los ciudadanos por haber consentido que sus socios de Esquerra Republicana de Catalunya propugnasen el no, que eso sí que es para verlo y no creerlo. Porque vamos a ver ¿se puede saber cuál es la contraprestación de ERC a los inconcebibles favores del Gobierno, si no ha transigido siquiera a apoyarlo en un gesto puramente formal y si trascendencia como éste, para darle a los ojos de los otros cierta apariencia de apoyo y solidez? Tendremos que esperar a que ZP se haga mayor, a ver si aprende que no se puede esperar generosidad de los mezquinos. ¿Qué compensación ha obtenido el PSOE a cambio de sus dádivas? Pues que su rama catalana transmutada en catalanista se escinda del socialismo español, y que los republicanos separatistas den la espalda a su política y tengan la audacia de oponerse a la campaña institucional, pidiendo el voto negativo a la Constitución europea. Una situación por demás embarazosa y desairada para el partido socialista, que debe haberse percatado de lo que puede esperar del carota de Carod.

Pues bien, en medio de ese motín a bordo, ZP no se ha ocupado de poner orden en su nave y colgar a los traidores de las vergas por los pulgares, sino que, carente de autoridad e incapaz de restablecer la disciplina, pretende distraer al respetable culpando de deslealtad al partido de la oposición que, en este caso, ha observado un comportamiento impecable y le ha apoyado con todos sus recursos.

Y cabe pensar que si éste ''Maligno'' de medio pelo, éste astutísimo y sutil Mefistófeles de ocasión al que, si se han dado cuenta, están recortando las cejas de murciélago los asesores de imágen, pretende negar lo que hemos visto y oído, cómo no mentirá en lo que no somos capaces de verificar con los oídos y los ojos. Bajo los efectos de la hipnosis se puede hacer creer cualquier cosa, pero el común de la gente, dueña de su consciencia, no desea renunciar a la verdad.

''La ciudadanía''- que es como le gusta llamar a los ciudadanos- y los muchos socialistas honestos y sensatos no ''abducidos'' por el Aparato, deploran un comportamiento que no solo le desacredita seriamente sino que perjudica la imagen de España. ¡Claro que bastante le importa a él España!

Darío Vidal

21/02/05



 

       Culpables de la abstención (21/02/2005 01:23)